.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 15

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


- Joder, no me dijisteis que eran tan altos.

- Bueno, tampoco te dijimos que la madre de Huh la tiene más grande que su padre.

- Entramos, y consumimos un poco...

Entraron en el garito y se sentaron en una mesa. Cogieron la carta y leyeron...

- Yo creo que voy a pedir un dúplex que acabe en un buen griego... - dijo D'oh.

- Yo pediré un orgasmo facial que acabe en un árabe - dijo Shad.

- Pues yo pediré un trío que acabe en un napolitano - dijo Huh.

Se quedaron mirando al pobre Huh que avergonzado tuvo que pedir otra cosa.

La noche transcurrió tranquila, pero observaron que los puertas se acercaban hacia ellos. Sacaron sus armas, apuntaron y apretaron el gatillo, pero tenían el seguro puesto.

Los guardias les porculizaron, pero Shad les metió la escoba por el culo y huyeron despavoridos.

- Nos has salvado Shad...

- No, si ahí vienen más...

Diez puertas empezaron a porculizarles, y ellos esperaron a que terminaran con cara de aburrimiento.

Recolocándose el pantalón se alejaron del lugar.

D'oh dijo:

- Shad, ¿te acuerdas de cuando terminamos los estudios de la universidad e íbamos a ser filólogos alemanes?

- No.

- Bueno, da igual, me lo estaba inventando...

Y así prosiguieron, bajo unas luces de unas farolas y con un pedo que flipas, con ganas de ir a la casa de D'oh para sobar.

Llegaron a la casa de D'oh a las tres de la mañana, y después de hacerse unas pajillas con la porno del Plus, pusieron las noticias de Antena Tres. Estaban dando una noticia de una niña de seis años que había quedado atrapada debajo de unas vigas de metal, porque su casa se había derrumbado, ya que los pilares eran de papel de fumar. El caso es que, la niña llevaba varios minutos debajo de la viga, y los bomberos no podían hacer nada. La escena de la niña llorando, les llegó a D'oh y a Huh al alma (a Shad se la sudaba), y decidieron ir para ver si podían hacer algo.

- ¡Jo! Siempre hacemos lo que vosotros queréis - exclamó Shad.

Después de pagar al taxista con unas mamadas (pues no tenían un duro), se acercaron a la zona del derrumbamiento.

Estaban pensando un plan para levantar la viga, cuando algo muy veloz que caía en picado, se dio una gran hostia contra el suelo. "Aquello" resultó ser una persona, con un ridículo traje de licra roja y naranja, y un antifaz de plasticurri del barato. El hombre se levantó y escupió dos o tres dientes que se le habían roto por la caída. El tipo, dijo:

- No se preocupen caballeros, aquí ha llegado Carlosman, el superhéroe de alquiler.

D'oh, Huh y Shad, se quedaron boquiabiertos, pues no creían en la existencia de superhéroes.

Carlosman, se acercó a donde estaba la niña atrapada, agarró una viga por un extremo y empezó a hacer fuerza. Los pantalones, se le descosieron por la parte del culo, y después, los gallumbos. Carlosman continuaba haciendo fuerza, pero no conseguía levantarla. Hizo tanta fuerza, que un blando chorizillo de mierda, empezó a asomar por su peludo y pardo ojete.

Después de cagar como un hijoputa, y quedarse más agusto que el perro de un ciego, la viga se levantó unos centímetros. Las sonrisas empezaron a nacer en las caras de todos los presentes, y un atisbo de esperanza nació en el interior de la niña. Carlosman consiguió levantar la viga sobre su cabeza, pero entonces las piernas le empezaron a flaquear, y los brazos comenzaron a temblarle. Goterones de sudor le escurrían por la cara, y no hacía más que resoplar. De repente, soltó sin querer la viga con gran fuerza sobre la cabeza de la cría, desparramando sus sesos ensangrentados sobre los cuerpos de las personas que observaban la escena. La gente empezó a gritar de asco y horror, y Carlosman decidió salir volando de allí. Nuestros amigos, también horrorizados por lo ocurrido, decidieron agarrarse a las piernas de aquel superhéroe de pacotilla, pues no tenían un puto duro para volver a casa, y si hacían más mamadas iban a acabar potando unos encima de otros, y resultaría ser una escena hiperviolenta.

Volaron durante unos minutos, y aterrizaron en medio de un bosque, frente a una oscura cueva hecha de piedra. Fue entonces cuando Carlosman se dio cuenta de que estaban allí, y les gritó:

- ¡¡¡¿¿Quién coño sois vosotros??!!!


Capítulo puesto a las 01:08 pm por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry