.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 18

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


Se fueron a casa, bueno, a la de D'oh, que ya estaba un poco quemado por el morro de los amigos que se había echado.

- Bueno, ¿qué vamos a hacer con todo el dinero que tenemos?

- No se, yo me voy a sobar.

Se fueron todos a dormir, y despertaron a las once de la noche.

CINCO DÍAS DESPUÉS DE LA LLAMADA.

Por la noche, en casa de D'oh:

- Podríamos llamar a algunas putitas...

- Como quieras...

Dicho esto, se puso D'oh a marcar las teclas del teléfono. Dos horas después seguía y seguía marcando...

- ¿Diga?

- Hola, muy buenas noches, queríamos unas putas.

- Puta tu madre, ¡cabrón!

- Ups, perdone señora, me equivoqué...

Marcó de nuevo:

- ¿Sí?

- Hola, queríamos unas putas.

- Sí, un momento, que le paso con la centralita.

Mientras el telefonista decía esto, pensaba: "Voy a joderle la vida a este mamón, ya verá..."

- ¿Diga? - dijo una voz grave.

- Hola, queríamos unas jodidas putas, cojones...

- Hombre, le aseguro que jodidas van a estar. En fin, le mandaré a tres de mis mejores guarris.

- Vale, ¿a qué hora vendrán? Más o menos...

- Pues sobre la 1:23:43 aproximadamente.

- Vale, hasta entonces.

Pasaron las horas, cenaron algo, y se cagaron en algunos fajos...

- Pero estás gilipollas o qué.

- ¿Qué pasa?

- ¡Que no te cages en el dinero!

- Si somos ricos...

- Tu lo has dicho... RI-COS, ¡no subnormales!

- Bueno vale, no lo volverá a pasar...

- Así me gusta. Y ahora vete a ese rincón y piensa en lo que has hecho.

"Din-don". Las putas estaban en la puerta y nuestros compañeros se estaban preparando. Entraron a la casa... iban sin depilar, pero hacía tanto que no repartían pistacho que les daba igual.

Las putas comenzaron a bailar eróticamente.

D'oh cogio a la suya, y la comenzo a tocar los pies, y cuando subió hasta la entrepierna:

- ¡¡AAAAAAHHHHHHH!! ¡Eres un tío!

Los demás también se dieron cuenta de que sus putas eran machos.

Aun así, les porculizaron, y después de ponerse bien el hojaldre y despedirse de los maromos, sólo pensaban en una cosa... bueno en dos... mejor en tres... bueno, en varias cosas:

1. Vengarse en el telefonista (de telefónica), ya que les había pasado con un burdel de travestis.

2. Vengarse de los que les habían porculizado hasta la fecha.

3. Comerse un pastel de nata.

4. El asesino que les llamó hace cinco días seguía suelto...

SEIS DÍAS DESPUÉS DE LA LLAMADA.

El día después de la orgía, despertaron con condones en la boca, calzoncillos por encima y de más.

- Bueno, ya estamos descansados, ahora toca un poquito de venganza, mwahahaha.

- Eso eso, ¿quién nos queda?

- Yo que se, ya ni macuerdo, a ver que piense… creo que los individuos esos submarinos y los hijoputas de Telefónica.

- A ver, ¿hay sugerencias?

- Hombre, pues mejor empezar por Telefónica que nos jodieron la noche.

- Enga va.

Salieron con dirección a las oficinas de Telefónica, pero se dieron cuenta de que no llevaban arma alguna, y que con toda la pasta gansa que tenían podían adquirir armamento de calidad.

- Ostias tío, lo que estaría guapo es atacar desde el aire con un helicóptero.

- Pero retrasao, si no tenemos ni puta idea de pilotar.

- Pues mejor aun, un tanquecillo.

- Excelente idea Huh, con un gran tanque podríamos destrozar el edificio, jojojo.

Así que se fueron a la tienda de tanques de la Vaguada.

Entraron a la tienda, y percibieron un fuerte olor a mierda.

- Por diox, que puta peste.

- Joder, ¿quién se ha muerto aquí?

Encontraron la fuente del olor en el dependiente: una mierda rosa pinchá en un palo.

- Buenos días, ¿qué desean?

- ¡¡Joder macho!! ¡Eres una puta mierda! - dijo D'oh.

- ¿No me digas? - dijo la mierdecilla mientras empezaba a llorar.

- Uy uy, perdona, pensé que lo tenías asumido, no se ven muchas mierda pinchás en palos a diario. Bueno, ¿cómo te llamas?

- Mojón Cabrón.

- Juas, muy apropiado nombre, sí señor, ¿o debería decir sí mojón?

Huh y Shad se descojonaron por la gracieta, y Mojón Cabrón lloró más aún.

- Jojojo, perdona tío, ya se que la vida es una mierda.

- ¡¡Jajajajajajajajajajajajajaja!! - Huh y Shad se morían de la risa. La mierdecilla lloraba desconsolada.

- Bueno bueno, no nos pongamos así - dijo D'oh -, a ver, cuéntanos, ¿de qué eres mierda? ¿De perro? ¿De gato? Aunque me extraña que un animal cague una mierda rosa.

- No, verás, soy una mierda que se ha ido formado con el tiempo, a base de la putrefacción de mierdas humanas en las alcantarillas.

- Joder, que hijo de puta, por eso apestas de esta manera cabronazo. A ver, ese palito que tienes clavao, ¿cómo llegó a ti?

- Verás, hay gente pa to… El palo estaría recalcitrao en algún excremento, porque nací con él.

- Mmm, que bien que bien, y… ¿Qué tal te va el negociete? ¡¡Porque vaya MIERDA de local tienes ehh!!

- ¡¡¡JAAAAAAAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!! - a Huh y a Shad les daba algo.

- Pues el negocio me va fatal, con esta peste que suelto no me compra un tanque ni su puta madre, pa qué nos vamos a engañar…

- Pues mira, nosotros queremos comprar un tanquecillo, mi apestoso amigo.

- Oh señor, que bueno es usted.

- Ahórrate las blasfemias hijo, estás en la casa del Señor.

- ¿Qué?

- Que me llames D'oh. Y estos son Huh y Shad.

- Ok, ok, venir por aquí, que os enseño los modelos de tanque que tengo.

- Amonos.

Bajaron unas escaleras, y llegaron a un amplio sótano repleto de tanques gigantescos a ambos lados.

- Joder cagarruta, aquí huele peor que arriba.

- Qué quieres macho… aquí duermo.

Después de unos minutos observando tanques, y escuchando explicaciones de Mojón Cabrón, nuestros amigos se decidieron por uno de los tanques color camuflaje.

- Buena elección, si señor. Y… si no es mucha indiscreción claro está, ¿pa que coño queréis un tanque?

- Verás, los de Telefónica nos pasaron con un putiferio de transexuales.

- Juas que putada más gorda por Diox. Vamos, que lo que queréis es derrumbar la centralita.

- Correcto.

- Pues, si queréis os hecho una mano, cualquier cosa por joder a esos ladrones hijoputas.

- ¡¡Claro!! ¡Cuantos más mejor!

- ¡¡Oh, muchísimas gracias!! Al nacer por mutación, no tengo familia, y con este pestazo que echo no tengo amigos.

Mojón Cabrón le dio un gran abrazo a D'oh, quien al verse impregnado de mierda, no pudo hacer otra cosa que exclamar:

- Serás mojón cabrón y… ¡¡Mojón cabron!!

Y arrearle una buena patada. La cagarrutilla, salió catapultada hacia la pared, y se desparramó por todo el suelo.

- Ostias tú, que me la he cargao.

Las piececillas de mierda empezaron a arrastrarse por el suelo, se unieron todas en una, y Mojón Cabrón resurgió de sus cenizas.

- ¡Wow! Eso ha sido fantástico tío.

- Jeje, no se acaba tan fácilmente con una mierda cabrona, por cierto, perdón por mancharte, pero la emoción me perdió.

- Tranquilo hombre, es cuero, saldrá sin problemas. Bueno chicos, ahora, a por esos cabronazazos. ¿Cuánto te debemos Mojón?

- Nada hombre, vuestra simple compañía y amistad me es suficiente como pago.

Los cuatro se montaron en el tanque, y Mojón Cabrón arrancó. Iban por la carretera destrozando coches a su paso, cuando por fin estuvieron en frente de las oficinas.


Capítulo puesto a las 01:10 pm por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry