.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 20

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


Al abalanzarse sobre D'oh, este último se cagó en los pantalones, y el de las pizzas al percibir este olor insoportable se puso mas furioso si cabe.

- A ver, quieto todo el mundo. Las chicas que se pongan a la derecha.

- Huh, creo que te confundió con un chica, jajaja.

- No, creo que es tu puta madre que me debe de estar comiendo el culo...

- No te pongas así Huh, era una broma.

- A ver, ¿dónde tenéis todo el dinero?

- No tenemos dinero, somos pobres...

- Me he enterado de que robasteis el Caja Madrid, así que no me vengáis con tonterías...

- Este hijoputa lo sabe todo, Shad, llévale donde el dinero.

Le llevo a una sala enorme, donde el dinero rebosaba por doquier...

- Si es que somos subnormales, mira que guardar el dinero en la sala de cristal que da a la calle...

- Claro cabrones hijoputas, ¡si no cómo lo iba yo a saber!

- Anda que...

- Bueno, a ver que va a pasar...

- Ah, perdone señor ladrón. Tome nuestro dinero.

Se llevó unas cuantas bolsas y les dejó pelaos.

- No estamos del todo pobres...

- ¿Por qué dices eso D'oh?

- Bueno, pensé que no os daríais cuenta...

- ¿Qué pasa?

- Me guardé unos cuantos eurillos en los calzoncillos de mi cómoda...

- ¡Bien! ¡Lo hiciste pensando en nosotros!

- ¿Eh?... Ah sí, claro claro, por vosotros...

Estuvieron horas contando el dinero que les quedaba, y llegaron a una conclusión:

- Bien, tenemos trescientosmil euros.

- Hay que administrarlo bien o nos quedaremos sin un chavo.

- Sí, debemos racionarlo y que cada unos se quede con su parte.

Lo racionaron. Tarea ardua y difícil, ya que ninguno sabia dividir. Tuvieron que llamar a un vecino que dividiera la suma a cambio de dinero. Al final, con ciento ochentamil euros divididos por tres, se quedaron con sesentamil cada uno.

- ¡Bien! ¡Soy rico! - dijo el vecino.

- Bueno, vete ya a tu puta casa.

- ¡A mi casa, no! ¡A las Maldivas!

Al rato, vieron salir corriendo al hombre medio calvo en albornoz de rosas, y en alpargatas, con su parche en el ojo, subiendo en un Ferrari con una cacho de rubia que flipas.

Al rato, vieron salir a una señora de la casa del vecino, medio calva, en albornoz de rosas, y en alpargatas, con su parche en el ojo, corriendo detrás del Ferrari gritando:

- ¡¡Rodolfoooo!! ¡¡Que me tienes que limar los cayos!!

- Que barrio tan raro... - exclamó Huh.

- ¡¡AAAAAAAHHHHHHHHH!!

- ¡¡¿Qué?!!

Vieron a Shad señalando a la pared muy asustado.

- ¿Qué te pasa Shad?

Al rato descubrieron por qué tenía miedo, en la pared estaba escrito con sangre humana: D'oh es homosexual, no os acerqueis a él.

- ¡No! E-so-so-so-sobisón son son, quiero bailar, sobisón son son, quiero bailar.

Nadie sabe por qué hizo eso, pero mientras cantaba, bailaba con un ritmo muy pegadizo, que hizo que D'oh y Huh le siguieran con unas faldas hawaianas.

- ¡No! ¡Eso no! ¡Lo de al lado! - gritó Shad.

- ¡Dios mío! Ahí pone... sí hombre... pone... esperad que me ponga las gafas de leer... ¡Ya! Pone: "Mañana hará una semana desde que visteis el vídeo. Moriréis."

- Ah bueno, ahora me quedo mucho más tranquilo. Lo que ponía sobre D'oh era mucho peor.

- Sí.

Mojón Cabrón salió del baño diciendo:

- Perdonad chicos, estaba cagando.

Pero al ver el mensaje...:

- ¡Mierda! ¡Me viene el apretón otra vez!

Huh salió corriendo y se dio contra la pared.

Recuperado Huh, pudieron idear un plan para que el asesino no les pillase.

Mojón Cabrón salió por fin del baño diciendo:

- Joder, si es que me doy asco hasta a mi mismo.

- Tío, ahora habrá que llamar al fontanero pa desatascar toda esa mierda.

Se acomodaron todos en los sofás, y D'oh dijo:

- Bien chicolinos, según los mensajes y eso, mañana va a venir un asesino loco a matarnos.

- Tenemos que actuar.

- ¿Alguna idea?

- Yo creo que deberíamos irnos del país.

- Cojonudo, vámonos a… ¡¡Okinawa!! - dijo Huh.

- Diox, que pesado con esa mierda. ¡Ups! Perdona Mojón.

- Nah, tranquilo, no pasa na.

- ¡Hey! Mi abuela tiene una casa en Matalachocha de Abajo, podíamos pasar allí unos días - dijo Huh.

- Cojonudo, es dentro de España, pero por lo menos no nos gastamos ni un chel.

- Lo dicho, vamos pa allá.

El tren llegó a Matalachocha a la una de la mañana.

- Güeno, venid por aquí - dijo Huh -, la casa de mi abuela está por aquí.

- Oye, una cosa, ¿tu abuela no pondrá pegas? Recuerda que el hijoputa este huele que echa pa tras…

- No te preocupes, ella estará encantada.

- Bueno, bueno.

"PPPRREEEEEET".

- ¡¡¡AAAAAAAAARRRGGG!! ¡¡¿Quién se ha cagao?!! ¡¡ME MUERO!!

D'oh, Huh y Shad agonizaban en el suelo, y Mojón Cabrón se sonrojó.

- Perdonar chicos, pero es que estoy pachuchillo de la tripa.

Llegaron a la puerta de la casa de la abuela de Huh.

- ¡Diox! ¡¡Pero si esto es un palacio!!

- Juas, mi abuela, que tiene sus negocios.

Llamaron a la puerta y abrió lo que parecía ser un mayordomo.

- Hola, soy el Mayor Domo, ¿qué desean?

- Hola tío - dijo Huh -, ¿está por ahí el Menor Domo? Necesito hablar con él.

- Claro señor, un momento.

La puerta se cerró, y tras unos segundos, se volvió a abrir.

- Hola, soy el Menor Dom… ¡¡Huh!! ¿Qué te trae por aquí?

- Po ya ves, que yo y mis amigos hemos decidido pasar unos días con la abuela.

- Venga, pasar, ya verás que contenta se va a poner doña Rubidia.


Capítulo puesto a las 01:12 pm por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry