.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 21

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


Entraron en la gran mansión. Era una casa vieja, con los muebles de madera, con sus escaleritas de marmol y de más cucadas. De repente, el Menor Domo se convirtió en una bicicleta y se fue a una habitación oscura. Todos miraron a Huh extrañados, y este dijo:

- ¿Qué? Le mola convertirse en bicicleta, y por la noche quiere que le llamemos Raquel.

Salió la abuela Rubidia.

- ¡¡AAAARRRGGGGG!! - gritaron aterrorizados todos menos Huh.

- ¡Hola abuela! - dijo Huh mientras la besaba las mejillas.

- ¡¡Pero si esta en bolas tío!! - dijo D'oh con la voz temblorosa.

- ¡¡Que asco!! Acompañadme al baño a potar - lloraba Shad.

- Joder, tampoco huelo tan mal... - dijo Mojón, que aún no había visto a la abuela de Huh - ¡¡Diox!! ¡Que chocho más caído!

La abuela cogió una dentadura postiza con la que estaba jugando un ratón, se la puso y dijo:

- ¡Hola! Soy Rubidia, pero me llaman puta reputa mas que puta.

- Encantado señora.

- Que el Menor Domo os enseñe la casa.

- No puede abuela, es que se ha ido a dar un paseo...

- ¡Ah! Bien, pues entonces vamos a cenar...

- Vale, ¿qué hay?

- Cabezas degolladas en pepitoria.

- Ehhh, vale, qué... ¡rico! - dijo D'oh mirando a sus compañeros que le observaban con cara de asco.

Entraron en un amplio salón con una enorme mesa llena de suculentos manjares.

La cena ya comenzó, y Shad observo asombrado... Vio cómo la abuela, que seguía sin vestimenta, le sacaba la lengua. Entonces Shad también le sacó la lengua. La abuela le guiñó el ojo, y Shad le tiró un beso... Entonces la abuela se subió a la la mesa, corrió a lo largo de ella y le puso el coño en la comida a Shad. Este vomitó, y se le pasó el empalme rápidamente.

Anocheció y cada uno se fue a su habitación. Shad y Mojón Cabrón compartían cama, al igual que D'oh y Huh.

Se escucharon ruidos raros, y pensaron que sería porque había llegado el séptimo día y el asesiono se acercaba... pero vieron que la bicicleta estaban pululando por la casa. Cabe decir que nuestros amigos sospechaban que el Menor Domo era el asesino.

La mañana llegó, y Huh y D'oh escucharon desde el salón un grito ensordecedor y un sonido de alguien vomitando. Subieron corriendo a la habitación de Shad y Mojón Cabrón, y se encontraron a Shad escupiendo trozos de mierda y gritando:

- ¡¡Se me ha metio en la boca!! ¡¡El tío mierda este se me ha metido en la boca!!

- Perdona, es que oí ruidos por la noche y me cagé de miedo - se disculpó Mojón.

- ¡Mirad! ¡Por la ventana! - exclamó D'oh.

- ¡El asesino! ¡Ese es el asesino! Ese que lleva un machete y tiene un cartel en la espalda que pone: Asesino.

- Sí, eso de ir de casa en casa asesinando le delata.

El asesino se escondió detrás de un árbol, y nuestros amigos se quedaron muy confusos.

Cinco minutos después, observaron como el asesino se limpiaba el culo tras cagar una mierda enorme. El asesino, siguió asesinando en unas cuantas casas más. Se iba acercando a donde estaban nuestros amigos.

Huh se percató de que su abuela no estaba, y pensó que estaría haciéndose un dedillo o algo, no le dio más importancia.

Llamaron a la puerta. Prefirieron no abrir, porque seguramente sería el asesino, pero entonces el Mayor Domo salió de la cocina y abrió la puerta. El asesino le apuñaló dieciocho veces en el pecho, pero el Mayor, aún se tenía en pie. El asesino se sacó una metralleta de una mochila que llevaba y cosió a tiros al Mayor. Este cayó al suelo, y mientras el asesino iba hacia el salón, el Mayor le cogió por un tobillo y le tiró al suelo. El asesino le pegó una paliza a base de puñetazos y patadas, y el Mayor pareció perder el conocimiento, pero al rato estaba intentando pegarle por la espalda. El asesino, lo vio, cogió un bate de beisbol y le pegó hasta echarle fuera de la casa.

D'oh, Huh, Shad y Mojón Cabrón, estaban escondidos detrás de un sofá. Mojón les dijo:

- Chicos, yo le distraeré. Por mucho que me haga no podrá matarme. Y mientras, vosotros, gatear hasta la salida.

Mojón Cabrón se puso delante del asesino y empezó a chulearle y a hacerle bailes sensuales. Los demás, se iban acercando hacia la puerta.

El asesino estaba preparao pa tó. No solo llevaba una mascarilla para soportar la peste de aquella puta mierda, sino que también llevaba algo que podía acabar con Mojón: una aspiradora.

Mojón Cabrón se acojonó, y llamó a sus amigos.

El asesino acorraló a todos en un rincón de la casa, todo estaba perdido.

Huh lanzó un agudísimo grito amariconado de horror. La abuela, estaba en su cuarto, y al oír el grito salió a ver que pasaba. Detrás de la abuela, salió de la habitación Carlosman subiéndose los pantalones.

- ¡¡Hola Carlosman!! Esto… ¿qué haces follándote a mi abuela? ¿Tú no te ibas a Broodway?

- Ehh… sí, pero antes de un viaje largo me gusta descargar el depósito, a demás, un hijoputa me ha robao to del dinero.

- Juas igual que a nosotros. Bueno, ya que estas aquí, échanos una manilla anda majo.

Carlosman bajó al salón, le dio una patada al asesino, le quitó las armas y le lanzo por los aires de una patada en el culo.

- Joder que morro, le he mandao al espacio, ¡¡yo quiero!! - dijo Carlosman, y se puso a llorar.

- Bueno, nos hemos librao de la amenaza... de momento.


Capítulo puesto a las 01:12 pm por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry