.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 23

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


- Perdone, pero este castillo es propiedad de mi abuela.

- ¿Doña Rubidia su abuela? No me haga reir. ¡Si está como una rosa! El chocho un poco colgón... pero nada más.

- ¡¡Será degenerado!!

- Bueno pasad, que si no me cobra.

- Cuidadito.

Entraron y vieron a los del CSI investigando. Siguieron andando hasta el jardín, y vieron a un monton de periodistas amontonados sobre un sillón de color rosa muy pintón.

- Pero ¿qué hace toda esta gente aquí?

- Ni idea, vamos a averiguarlo.

Se acercaron a una peridista, y D'oh le preguntó:

- Perdone señora periodista, ¿me puede decir usted qué está pasando aquí?

- Me temo que eso es información confidencial.

- ¿Le parto las piernas?

- Unas misteriosas señales han aparecido en su jardín.

- ¿¿Qué??

- Sí, miren esta fotografía aérea.

- ¡Dios mío Huh! ¿Cómo es que tu abuela tiene un jardín de rosas en el que pone "I love you Phil"?

- No caballero, eso es el jardín de al lado. El de la abuela de su amigo es este en el que pone "D'oh se la traga".

- ¡Qué degenerado! Pueden ser los alienigenas, que nos esten gastando una broma...

- ¡Tenemos que investigar! - exclamó Huh.

Se fueron al salón y encendieron la tele. En las noticias del Disney Channel vieron lo de el jardín. Era una noticia a nivel mundial. Después de poner algunas imágenes del jardín, pusieron algunos vídeos de extraterrestres de muy mala calidad.

Durante la tarde fueron al pueblo a comprar armas y a ponerse al día de lo que pasaba, y encontraron a una señora en un banco gritando que era la primera de España por encima de su puta madre. No supieron cual era el significado de ese mensaje. Andaron un poco más y regresaron.

Llegó la noche y cada uno roncaba feliz en su cama, menos Huh. Este estaba paseándose por la casa, pero con los ojos cerrados...

Al día siguiente, entraron al salón, se espanzurraon un rato, y decidieron ir pa la cocina a desayunar. En la cocina, vieron a los del CSI, y D'oh les preguntó:

- Oigan, ¿qué cojones hacen ustedes aquí si no ha habido ningún crimen?

- Pues desayunar, que las madalenas estas están que te pasas.

D'oh y los demás se tomaron unos panes de leche con colacao, y volvieron al salón.

Al entrar en él, se quedaron helados por lo que veían. Todos los muebles de una pared, estaban intercambiados por los de la pared de enfrente.

Había sido muy poco tiempo el que habían estado fuera del salón, osea que no los podía haber movido nadie. Pero si no los había movido nadie, ¿cómo se habían intercambiado?

- Esto es muy raro chicos…

- Joder, estoy giñao.

- ¿Cómo que estás giñao? ¿No eras una mierda formada por mutación?

- Bueno, estoy giñao en sentido metafórico.

- Bueno, tampoco es pa tanto… algún motivo habrá para esta extrañeza.

- Salgamos de aquí, y demos un paseo.

Cuando salieron del castillo, un policía les informó de que había un nuevo mensaje en el jardín:

- Buenos días caballeros, soy el inspector Malder, Tuputa Malder. Al despertar esta mañana hemos encontrado un nuevo mensaje en el jardín. Esta vez dice: D'oh la tiene larga.

- Pos vale… a mi ya me la suda lo de los mensajillos, yo lo que quiero es irme por ahí, así que amonos - dijo Huh.

Los cinco se montaron en el coche de Rubidia, y salieron del pueblo.

- ¿A dónde vamos?

- Vamos a la playita, que estoy acalorao.

- Joder macho, este trasto no da pa tanto.

- Bueno, yo os llevaré volando - dijo Carlosman.

D'oh se le agarró de un brazo, Shad del otro, Mojón Cabrón de un pie, y Huh de la entrepierna.

Carlosman emprendió el vuelo, y en unos minutos, llegaron a la playa de Valencia.

- Jooder, que velocidad, me ha encantao.

Vieron que un tipo les espiaba desde una esquina, y al ver que le habían descubierto, enseguida se marchó.

- Qué coño mirará ese…

Los cinco caminaron por la arena, se despelotaron por completo, y entraron al agua.

En el agua había una botella rota, y los cristalillos estaban por todas partes.

- Joder, al final me lo clavo.

Huh, oyó estas palabras salir de la boca de D'oh, pero las entendió mal. Lo que Huh entendió fue: Joder, ¿nadie me la va a clavar?

Huh salió corriendo detrás del culo de D'oh.


Capítulo puesto a las 01:16 pm por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry