.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 7

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


- ¿Qué hace una calle como usted en una señora como esta? - preguntó el obrero.

- ¿Qué haces aquí?

- ¿No se ha dado cuenta?

- ¿De qué?

- De nuestro vínculo. Del modo en que sucedió no llego a entenderlo, es posible quizá, que al porculizarme una parte de usted quedara impresa en mi, que se sobreescribiera o se grabara algo. Llegado a este punto es irrelevante, lo importante es que lo que pasó, tuvo una razón de ser.

- ¿Qué coño dices?

- Yo le sabotee, yo le puse las truchas... Con cierta satisfacción debo añadir. Sin embargo algo pasó, algo que yo sabía que era imposible pero que a pesar de ello pasó. Consiguió porculizarme señor D'oh. Luego, aunque yo conocía las reglas y sabía qué era lo que debía hacer... no pude hacerlo. No señor, no podía esperar las colas del INEM teniendo un primo enchufe. Me sentía obligado a desobedecer, y ahora estoy en este lugar debido a usted. Debido a usted ya no soy un albañil de la construcción, debido a usted he cambiado, me he pirado, digamos que soy un hombre nuevo, en apariencia, con el culo roto.

- Felicidades.

- Gracias. Pero, como usted bien sabe, las apariencias engañan, lo que me lleva a recordar en el motivo por el que estamos aquí. No estamos aquí por amor al arte, si estamos aquí es porque le voy a devolver la enculación. No existen países que me puedan alejar de ti, ni hay razón para negarlo porque ambos sabemos que sin un culo roto, no existiríamos.

Entonces aparecieron más obreros de la oscuridad y D'oh se quedó perplejo.

El obrero informático dijo una vez reunidos unos cuantos:

- No estaríamos aquí si no tuviéramos el ojete enormemente abierto. Estamos aquí para devolverle la moneda y porculizarle a tope...

- ¡No si lo evito! - dijo D'oh.

Entonces D'oh agarró una barra de metal y se puso en posición de ataque.

Todos los albañiles tenían un porculizador universal como el que D'oh había tenido en su día. Iba a ser difícil, pero dos años de jujitsu en la escuela de monjas donde D'oh había estado, daban sus frutos.

Todos los obreros se abalanzaron sobre él para intentar porculizarle. D'oh sonrió y puso su palo en posición horizontal, pero todos los albañiles consiguieron porculizarle a la vez.

El grito de dolor que dio D'oh, se oyó en 57 kilómetros a la redonda.

Los obreros se fueron corriendo y descojonándose de la risa.

El ano de D'oh estaba mas abierto que nunca, y la ira de no hacía más que crecer en su interior. De momento no podía hacer otra cosa que irse a su casa a dormir, y de hecho, eso hizo.

A la mañana siguiente, se levantó, se puso su chupa de cuero y salió al currele.

Durante el día, D'oh progresó mucho en sus conocimientos informáticos, de hecho, consiguió abrir el explorador.

También estuvo maquinando un plan de venganza, pero necesitaría ayuda, no podía hacerlo el solo. ¿Quién podría ayudarle a llevar a cabo su plan? Era un pobre desgraciado sin amigos, nadie podría ayudarle.

Llegó la hora de comer. Se sentó solo en una mesa y abrió su bocadillo.

- ¡Eh D'oh! ¿Qué tal? ¿Puedo sentarme contigo? - era Huh, que le estaba llamando.

Una sonrisa maliciosa apareció en la cara de D'oh.


Capítulo puesto a las 02:46 am por

 

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments




Previous Entry Home Next Entry