.::Autores::.

-Javishady
-El Jovit
.::TagBoard::.
   

<< July 2005 >>
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
 01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31


If you want to be updated on this weblog Enter your email here:



rss feed


Friday, July 22, 2005 o.o
CAPÍTULO 8

(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


- Oye Huh, ¿tú cómo andas de originalidad y creatividad?

- ¿Yo? Perfectamente.

- ¿Me podrías idear un plan para matar a unos obreruchos?

- ¡Claro! ¡Hago eso casi todos los días!

- Vale, pues piensa.

Estuvieron horas dentro. Mientras Huh pensaba, D'oh se inventó una canción muy currada, que hablaba sobre tías y abuelas...

- ¡Ya se! ¡Nos vamos a un sex shop de Okinawa, compramos un consolador con forma de katana y les porculizamos!

- Eso ya lo he hecho...

- ¡Joder! Se me acaban los recursos... ¿Y si nos compramos un revolver? Tengo un amigo que trabaja en una tienda de armas, podriamos visitarle.

- Vamonos de fiesta.

Se fueron de allí dirección a la armería, a encontrar a Yeh, un antiguo militar amigo de Huh.

- Hola, ¿qué quieren?

- ¡Hola Yeh! ¿Qué tal? Soy Huh, un antiguo amigo tuyo.

- ¿Huh? ¡Ah si! No te conozco...

- ¡Si hombre! ¡De la escuela de baile!

- Por favor, ¿puede usted dejar de decir calumnias?

- ¡Yeh! ¡No me digas eso!

- Bueno, ¿habeis terminado? Queremos un arma... - dijo D'oh.

- ¿Cuál? Tenemos muchas, de calibre grande, calibre pequeño...

- Pues por ejemplo...

- De boquilla abierta, cerrada...

- ¡NO EMPECEMOS OTRA VEZ! Esa de allí.

- Aquí tienes, hasta la vista.

Salieron del establecimiento con la cabeza alta, y con unas armas más grandes que ellos.

- Bueno, ¿y ahora qué hacemos?

- Tengo en mi casa una cinta de los Lunnis... ¿Vamos a verla?

- Enga.

Después de disfrutar de media hora de sangrientas aventuras de los Lunnis, salieron a la calle con sus inmensas armas dispuestos a matar.

Llegaron a la obra, donde se supone que estarían todos los obreros, pero al llegar se dieron cuenta de que allí no había ni Dios.

- ¿Qué coño pasa D'oh? ¿No era aquí?

- Joder, ya nos vale tío.

- ¿Por?

- Es domingo.

- Osti, es verdad, jajaja. ¿Y ahora que hacemos?

- Pos no se, vamos a una disco.

- Enga.

Así que D'oh y Huh se fueron en autobús a la discoteca del barrio.

Pidieron unas copas y D