Entry: CAPÍTULO 5 Friday, July 22, 2005



(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


Se secó las lagrimas, y con su arma blanca, o más bien naranja rosadilla en mano, porculizó a todo ser viviente que encontró en la nave espacial hasta que quedaba solo el que parecía ser el comandante. Entonces le tiró el porculizador al culo y falló, pero se lanzó y lo volvió a coger. Le porculizó con éxito.

Registró la nave de arriba abajo para buscar algo de información sobre estos nuevos seres, pero no encontro nada. Encontró un tipo bajito y con bigote en un frasco de cristal muy grande que decía ser ministro de felaciones o algo así... no consiguió oir bien lo que decía porque el tipo se encontraba sumergido en un líquido verdoso.

- ¡Uy qué de botones! - dijo D'oh desconcertado - ¿Y ahora que hago yo? Debí de dejar la que limpiaba viva, para que me enseñara un poquillo de esto... A ver, le voy a dar a este botón que tiene un dibujito de una explosión nuclear, a ver que pasa.

Entonces la nave dio un brinco y pulso el botón que estaba a la izquierda de el que iba a pulsar. La nave aterrizó y D'oh dio unos pasos hacia delante.

DÍA DEL ORGULLO GAY.

D'oh no veía más que carteles con esa frase por todos lados. Y es que, ese día era el del orgullo gay.

Todos los gays, vieron el gigantesco pene de plástico que D'oh portaba, y salieron en bandada hacia él.

Lo menos cuarenta maromos estuvieron porculizando a D'oh durante eternos minutos.

Cuando la jornada acabó, D'oh se encontraba en el suelo, con el ojete sangriento, y con su preciado Porculizador Universal quemado por la fricción de tanto vello anal.

Pensó en el suicidio por un segundo, pero otro pensamiento le arrebató el primero de la cabeza: venganza.

Pero el pobre D'oh ya no tenía su arma, necesitaba encontrar otra forma de venganza. ¿Qué haría?

   0 comments

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments