Entry: CAPÍTULO 6 Friday, July 22, 2005



(Para escuchar este capítulo pincha aquí).


- Necesito un arma urgente pero, ¿dónde conseguirla? Okinawa me pilla muy lejos y no tengo mucho dinero... ¡Ya lo se! Me pondré a trabajar.

D'oh se fue directamente a su casa con las piernas arqueadas y andando de puntillas. Cuando llegó, se sentó en su sofá.

- ¡Aaaahhhh! ¡Mi culo! No puedo sentarme...

Se tumbó en la cama, y con periodico en mano se puso a buscar en la sección de empleos, pero no veía nada, solo albañilería e informática...

- No hay nada que pueda hacer... Bueno, tendré que probar nuevas experiencias... Tiembla Bill Gates.

Al instante se encontraba en un taxi con un cojín en el culo y muchas ganas de empezar a trabajar. Llegó ante un alto edificio con muchos pisos, y entro en el hall recibidor.

- Hola, muy buenos días, ¿qué desea? Tenemos de todos los productos.

- Hola, sí, yo es que mira...

- Tenemos desde el hardware más potente hasta el software más sofisticado.

- Sí, pues mire, le explico...

- Desde el chipset más sencillo hasta el microprocesador más complejo.

- Yo es que venia por lo de...

- Desde un monitor de pantalla líquida hasta un teclado inalámbrico.

- ¡¡QUE SOY EL NUEVO TRABAJADOR, COÑO!!

- ¡Ah! No es para ponerse así, enseguida se pondrá a trabajar, venga por aquí.

- Gracias señorita...

Le llevaron a lo que sería su nuevo despacho, un habitáculo cuadrado con algunos cuadros y una mesa de madera muy lujosa, acristalada, ademas contaba con un ordenador de última generación. Ahora solo faltaba cogerle el tranquillo a todo eso...

Abrieron la puerta y D'oh se llevó un susto de muerte al ver aparecer a su compañero: un obrero porculizado, echado de la obra debido a su incapacidad para sentarse en los andamios.

- Hola D'oh, ¿qué tal? Espero que te lo estes pasando bien, jodiendo vidas, pero eso sí, se que prescindes de tu Porculizador Universal. Te lo haré pagar caro...

De momento D'oh no le dio mucha importancia a lo de su compañero, porque coincidirían pocas horas al día en el despacho, así que encendió el ordenador para empezar a trabajar.

A los dos minutos D'oh estaba desesperado, pues una ventana que salía en el ordenador le traía de cabeza. No podía soportarlo más, así que se fue al despacho de al lado a pedir ayuda.

- ¡¡¡JAJAJAJAJAJA!!!

Fue la reacción de el hombre del despacho de al lado al ver lo que ponía en la ventana: Windows se ha iniciado correctamente, presione Aceptar para empezar.

D'oh le contó al hombre (llamado Huh) que no tenía ni puta idea de ordenadores, y Huh le dijo que no se preocupara, que el estaba para ayudarle.

Después de 2 horas, D'oh consiguió escribir 10 líneas en el Word.

- D'oh, páseme ese informe a papel, haga el favor - le pidió el jefe.

D'oh se quedó confuso unos minutos. "¿Cómo coño paso yo esto a papel?"

De repente, la bombilla se le encendió. Cogió el monitor, y se fue a la sala contigua, donde estaba la fotocopiadora. Colocó el monitor sobre ella, y pulsó el botón.

Listo, ya tenía el informe preparado para su jefe.

A D'oh le resultó largo su primer día de trabajo, pero por fin llegaron las 8 de la tarde, y marchó a su casa.

Iba caminando por un oscuro y solitario callejón, cuando le pareció oír unos pasos que le seguían. Se dio la vuelta, y vio al obrero.

   0 comments

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments